Torrijas veganas, Semana Santa, receta, cocina, salud

¡La Semana Santa ya está aquí! Y entre los dulces típicos de estas fechas destaca uno que es, por excelencia, el más consumido durante esta semana: las torrijas. El problema es que la versión típica de esta receta y la que normalmente solemos ver en pastelerías y casas particulares no es apta para veganos, ya que contiene productos de procedencia animal como la leche o los huevos.

Por eso, hemos decidido traeros la receta de las torrijas veganas, 100% vegetales… ¡para que todo el que quiera pueda disfrutarlas!

 

En primer lugar, ¿qué necesitamos? Los ingredientes para unas 10-12 torrijas aproximadamente serán:

- 1 barra de pan. Hay uno que es especial para torrijas con el que nos quedarán mucho más vistosas. No obstante, si tenéis pan de uno o dos días antes también vale.

- 750 mililitros de leche vegetal (soja, almendras o arroz, cualquiera puede quedarle bien).

- 160 gramos de azúcar.

- Un trozo de cáscara de limón.

- Una ramita de canela.

- Cuatro cucharadas de harina para rebozar sin huevo.

- Canela en polvo.

- Aceite de oliva.

 

Una vez tenemos todos los elementos, ¡vamos a prepararlas en diez sencillos pasos!

1. En un cazo ponemos a calentar la leche vegetal junto a la rama de canela y el limón. Cuando esté bien caliente añadimos el azúcar y una vez esté integrado todo, lo retiramos del fuego.

2. Se corta el pan en rebanadas de unos dos centímetros de grosor.

3. Mojamos bien, por una cara y por otra, las rebanadas de pan con la mezcla de leche, canela, limón y azúcar.

4. Una vez estén bien remojadas, ponemos las rebanadas en una rejilla, nos puede servir la del horno. Lo hacemos así para que el exceso de leche caiga y no se quede sobre la bandeja.

5. A la leche que nos ha sobrado de haber remojado el pan, le añadimos la harina y lo mezclamos bien.

6. Volvemos a pasar las rebanadas de pan por esta mezcla de leche y harina.

7. Freímos las rebanadas de pan en aceite de oliva muy caliente. Las sacamos de la sartén cuando estén doradas por ambas partes.

8. Sacamos las rebanadas de pan y las colocamos en una bandeja o plato con papel de cocina, que pueda absorber el exceso de aceite.

9. Una vez estén bien escurridas, añadimos canela en polvo y, si se quiere, también azúcar.

10. Dejamos que se enfríen un poco, servimos…¡y degustamos!