detox, energía, salud, alimentación

El verano llega a su fin. Como cada año, toca volver a la rutina, ponerse las pilas y quitarse esos kilos de más que se han acumulado durante las vacaciones. Y, aunque al principio pueda costar, hay alimentos que nos ayudarán en este cometido. Descubrimos cinco alimentos détox para depurarnos de los excesos del verano.

Si bien nuestro organismo tiene la capacidad de eliminar sustancias que no necesitamos, siempre está bien 'arrimar el hombro' en este proceso y consumir aquello que nos pueda ayudar a desintoxicarnos. Hay ciertos alimentos que, por sus propiedades, 'resetean' el organismo y que debemos añadir, a partir de ahora mismo, a nuestra dieta:

  • Agua. Aunque parezca muy evidente, para la depuración natural del organismo es imprescindible consumir mucha agua. A lo largo del día se recomienda ingerir entre un litro y medio o dos litros, lo que facilitará el funcionamiento de los riñones y la eliminación de sustancias tóxicas de la sangre. También es muy aconsejable beber un vaso de agua en ayunas para favorecer la eliminación de orina.
  • Alcachofa. Cuando se habla de desintoxicación, hay un alimento que no puede faltar en la lista y es la alcachofa. Cuenta con poquísimas calorías y tiene un efecto diurético que hace que eliminemos sustancias dañinas para el organismo a través de la orina. No sólo esto, sus propiedades hacen que nuestro hígado se mantenga sano.
  • Cúrcuma. Esta sustancia está llena de beneficios para el organismo. Además de mejorar la circulación por sus efectos anticoagulantes y de ser un antiinflamatorio natural, este alimento tiene también un efecto quemagrasa. Además, varias teorías afirman que la cúrcuma ayuda a combatir el cáncer.
  • Pepino. Es uno de los alimentos más completos. Regula la flora intestinal, ayuda a combatir la retención de líquidos y, además, es antiinflamatorio. Está, en gran parte, compuesto por agua, por lo que es un gran diurético.
  • Limón. Tiene propiedades antioxidantes y depurativas muy elevadas. Es un estimulador natural de la vesícula biliar y mejora la función hepática. Además, si lo mezclamos con ese vaso de agua de la mañana o con el pepino, nos ayudará a poner en marcha nuestro metabolismo y a quemar grasas.

Por supuesto, además de todo esto, es indispensable mantener una vida saludable en todos los aspectos. Olvidarse de los fritos o las bebidas alcohólicas, alimentar, efectivamente, nuestro cuerpo con mucha agua y alimentos depurativos, y enfundarse en el chándal para salir al gimnasio o a correr. ¡Que no se note que hemos estado de vacaciones!