deporte, salud, caminar, Néctar

Puede sonar básico, pero salir a pasear por las calles de tu ciudad durante al menos 45 minutos es enormemente beneficioso para tu salud. No solo porque puedes quemar grasas o puedes fortalecer tu cuerpo, es efectivo a la hora de distraer la mente de los problemas que nos agobian en nuestra rutina.

Hay que asumir que, como sociedad, estamos adaptando un estilo de vida cercano al sedentarismo. Pasamos muchas horas frente al ordenador, al móvil, viendo ‘Stranger Things’ o la última temporada de ‘Orange is the New Black’. Cuando queremos salir finalmente del sofá, pensamos inmediatamente que hacer ejercicio requiere de una inversión importante.

Aun así, una de las formas más simples, gratuitas y efectivas para cambiarlo todo es caminar.

Primero, echa un vistazo a estos siete beneficios:

  • Ayuda a combatir la obesidad
  • Fortalece tu corazón
  • Activa la vitamina D
  • Controla la diabetes
  • Estimula tu memoria
  • Tonifica tu cuerpo
  • Te hace feliz

Vale, ahora que conocemos estos puntos positivos, es el momento de hacerlo mejor. Queremos que hagas estos ejercicios cuando caminas y compartas con nosotros los resultados. (Si estás leyendo este post en el bus o en el metro, esperamos que empieces apenas bajes del vagón)

 

Haz un calendario para caminar
Si realmente quieres tomártelo en serio, tienes que asimilar que este será tu ejercicio a partir de hoy. Y como cada deporte, es útil tener un calendario de cuándo, dónde y cuánto tiempo has dedicado a caminar en el día. También existen muchas apps que ayudan a mantener estos tipos de registros.

Esto te ayudará mantenerte activo. Saber tu progreso será parte de tu motivación diaria.

 

No pienses
Caminar es para desprenderse de todo. No pienses en el trabajo, no pienses en cuántas grasas vas a quemar o cuántos pasos has dado desde que empezaste. Citemos a Nike: “Just do it”.

Escucha música, canta y disfruta del día.

 

Sprint
Vamos a divertirnos. Si mantienes el mismo ritmo todo el tiempo puedes llegar a aburrirte y empiezas a imaginarte de nuevo en el sofá viendo ‘House of Cards’.

Así que para evitar que vuelva la pereza, aumentemos la velocidad. No nos apuremos, ni empecemos a correr, solo camina más rápido. Fija un punto, por ejemplo, el súper que está a la vuelta de la esquina, trata de llegar en menos tiempo. Establece tus metas.

La idea es alternar. Caminar rápido puede darte resultados más positivos que cuando corres. Cuando te sientas un poco cansado, vuelve a tu paso normal.

 

Quememos (perfecta para el finde)
Para aquellos que quieren resultados más rápidos, existen diferentes formas de quemar un mayor número de calorías.
Una de ellas son caminatas de más de una hora. Son casi cinco veces más efectivas que un recorrido de 30 minutos.

Esto también puede ayudarte a tener una meta más grande, como empezar a correr o apuntarte a una carrera de 5 o 10 kilómetros.

 

Tonificación
Céntrate en tus abdominales y en tu columna vertebral. Trata de contraerlos y mantener la contracción a lo largo de tu caminata, pero no aguantes la respiración. Haz esto cada 10 minutos de tu paseo.

 

¿Caminamos?
Ya que estamos seguros de que te hemos convencido, queremos retomar uno de los beneficios que mencionamos antes. Caminar te hace feliz. Estudios demuestran que un paseo te ayuda a liberar endorfinas, reduce el estrés y la ansiedad.

Camina para ser feliz.