insomnio, sueño, salud, néctar

¿Sabías que más de 4 millones de personas en España sufren de insomnio?

Son las 3 de la mañana, estás en la cama con la mirada fija en el techo. Estás cansado, pero por alguna razón no puedes pegar ojo. Sin darte cuenta han pasado diez minutos y tú ya has decidido cómo será toda tu semana.

¿Te imaginas que esto pasara todas las noches? Sí, es horrible. Sobretodo en los días de semana cuando sabes que tienes que levantarte en unas horas para ir a trabajar o a clase. El problema del insomnio es que no existe un arte para domarlo. Por eso hay un gran porcentaje de la población de este país que lo sufre según la Sociedad Española de Neurología.

Sí, hay maneras de mejorar las probabilidades de que te quedes dormido. Si estás leyendo esto y son las 3:30 de la madrugada, estamos seguros que estos tips te ayudarán a dormir:

  • Haz un calendario: anota las horas que duermes y cuántas no. Registra los momentos de fatiga que has tenido durante el día. Esto puede ayudarte a entender por qué esa noche no has conseguido dormir. Además, puedes comparar y ver si existe un patrón.
  • Me voy a la cama: define una hora pero también decide qué vas a hacer antes de que llegue el momento de encontrarte con la almohada. Si hay algo que funciona, repítelo.
  • En la cama se duerme: nunca lleves el trabajo a la habitación. No traigas los problemas de tu oficina o del cole al espacio de descanso.
  • Nos encanta el café...: sí, no hay nada como una buena taza de café por la mañana antes de empezar la rutina, pero tomar café o cualquier líquido que tenga cafeína para mantenernos despiertos y activos puede crear un círculo vicioso.
  • No fumes: fumar desarrolla síntomas de insomnio.
  • La siesta es intocable: siempre intenta que sean cortas, un máximo de veinte minutos. Si permites que sea más tiempo, es posible que no pegues ojo en toda la noche.
  • Comer para dormir: si piensas que irte a la cama después de una cena copiosa te ayudará a dormir, estás equivocado. Si dormir es tu meta, come sano y ligero. Prueba con vegetales, alimentos con alto contenido de vitamina B, almendras, nueces y legumbres.
  • Bajo la luz tenue: apagar las luces una o dos horas antes de dormir, esto relaja el cuerpo, la mente y te prepara para tu encuentro con la cama.
  • Pantallas apagadas: ¿Dejas la tele o el ordenador encendido para dormir? Gran error. Tu mente se mantiene activa por lo menos quince o veinte minutos después de apagar la tele.
  • Spa casero: una buena ducha caliente ayuda a relajar tu cuerpo.
  • Origen: visualiza que duermes dentro de un sueño, dentro de otro sueño. ¿Te suena de alguna peli?
  • Meditación: la concentración y la separación de tus problemas del día a día a través de la meditación 'cura' de forma natural el insomnio.

También es importante asumir que sufres de insomnio. Es mejor saberlo con tiempo para poder hacer algo al respecto. Tienes un objetivo: dormir 8 horas seguidas. Y asumirlo es el primer paso para alcanzar tu meta.

Una de las cosas que no mencionamos antes y que dejamos a propósito fuera de la lista de consejos, es la respiración.
Dedica a tu día momentos para respirar profundo, concéntrate en el aire que entra, recorre y sale de tu cuerpo. La respiración ayuda a prepararte para dormir, pero también es muy útil a la hora de retomar el sueño perdido en la mitad de la noche.

¡Vaya! Ya son las 3:45 de la madrugada, es hora de dormir.
Buenas noches.