Hygge, bienestar, salud

'Hygge' es un concepto de vida basado en el “cozyness”, mejor conocido como el típico: “una peli, una manta y una buena taza de chocolate caliente”. El fenómeno hygge (más difícil de pronunciar que de explicar) se practica en Dinamarca desde hace más de dos siglos. Es la fórmula de los daneses para conseguir el bienestar pleno.
Se pronuncia "hu-ga" y el término surgió de una palabra noruega que significa "bienestar".

Los daneses han perfeccionado la cultura de la comodidad. Algunos incluso dicen que es el secreto de por qué los escandinavos están entre las personas más felices del mundo. Es parte de su ADN.

Es un arte que envuelve la unidad, el confort, la presencia y la relajación. Es el calor de las velas en una habitación, es estar en familia, es compartir. Siempre con el feeling: siéntete como en casa.

Esta forma de vida ha ayudado a los daneses a comprender la importancia de la simplicidad y frenar el ritmo acelerado de la rutina. Es una filosofía.

No hay nada más hygge que sentarse alrededor de una mesa, discutir las grandes y pequeñas cosas de lo que está sucediendo en nuestras vidas con nuestros familiares o amigos.

El boom en Europa se dio después de la publicación del libro Hygge: 'La felicidad de las pequeñas cosas', de Meik Wiking. El autor refleja que “Los daneses son los más felices de Europa, pero también son los que se reúnen más a menudo con sus amigos y familias y se sienten más tranquilos y en paz”.

Pero, ¿cómo podemos integrar hygge a nuestras vidas?
Para Wiking, lo más importante es centrarse en el núcleo de nuestra vida social: el hogar. Sentarse con nuestra familia y amigos en casa, estar enfocados en la conversación y en el compartir. Alejarnos por completo del móvil, de las redes sociales, del ordenador, de Netflix y sus “cosicas raras”.

Si estás solo en casa, busca la armonía con una iluminación tenue con velas, un chocolate caliente (después que se vayan los 30 grados de octubre) o un té. Busca un rincón en tu casa donde puedas sentarte a leer acompañados de cojines que te hagan sentir como si te abrazará mientras nadas entre las palabras de tu nuevo libro.

En el trabajo, busca tener hacer mini breaks. Varios estudios de la Universidad de Baylor de Estados Unidos demuestran que hacer pausas cortas en la oficina te ayudan a concentrarte mejor, lograr mayor satisfacción y menor agotamiento emocional.

Lo importante de este secreto danés es crear ambientes acogedores para promover tu bienestar emocional. Es darle confort a un pedacito de nuestro dia.

Intenta reestructurar tu vida buscando un balance. Estamos seguros que si realmente estás inmerso en una conversación familiar sin distracciones tendrás mayor satisfacción que los likes que recibes en Instagram.

Es hora de que integres este estilo de vida para que rompas con la rutina, siempre pensando en ti, en tu familia, en tu comunidad y en tu salud.