clean eating, alimentación, nutrición, néctar

En Néctar siempre te traemos las nuevas tendencias para mantener tu cuerpo sano y feliz. Esta semana queremos hablar sobre el boom del 'clean eating'.

Pero, ¿qué es 'clean eating'?
Muchas personas tienden a confundir esta nueva costumbre con una dieta. Pero realmente ésta se trata de consumir los alimentos de la manera en que la naturaleza los creó o por lo menos, lo menor intervenida posible. La clave está en los alimentos sin procesar.
El 'clean eating' ha reemplazado a la tendencia del detox. Este nuevo estilo de vida, que se centra en los alimentos saludables y en su preparación, busca mejorar nuestro cuerpo y la comida a la vez.

Come 5 o 6 veces al día
Esta filosofía se basa en tres comidas (desayuno, comida y cena) y dos o tres pequeños snacks durante el día. Incluye muchas frutas y verduras frescas. También debe tener proteínas y carbohidratos. La ingesta constante de alimentos naturales mantiene el cuerpo con energía y quema calorías de manera eficiente.

Dos litros de agua al día
Es preferible que bebas agua que no provenga o esté contenida en envases de plásticos. Limita tu ingesta de alcohol. Una copa de vino es suficiente, los findes trata de mantenerte alejado del alto consumo.

Evita alimentos procesados
Esto incluye la pasta, las harinas blancas, el pan y el azúcar; como también a los alimentos que contienen granos enteros como el amaranto, el teff o el cereal de farro, entre otros.
Y evita también los conservantes, los aditivos de color, los aglutinantes tóxicos y las comidas que prometen ser reemplazadores de grasas.

Compra inteligentemente
El 'clean eating' se basa tanto en la calidad como en la cantidad. Debes comprar tus alimentos pensando en la cantidad de comidas que tu cuerpo necesita ingerir.
Si te gusta mucho la carne, trata de comprar aquellas que fueron criadas de manera humanitaria o productos del mar que sean 'ocean-friendly' (amigables con el océano).

Incluye a tu familia
Es importante incluir a tus seres queridos en tu nueva propuesta alimenticia. Recuerda que la comida es parte de un evento social y que se disfruta más cuando la compartes.
No pienses solo en tu bienestar, sino también en el de tu familia para que hagáis un 'clean eating' en equipo.

Transformación
Esto supone un cambio grande, tanto, como el de reemplazar tu estilo de vida. Vas a prescindir de alimentos tan habituales como los carbohidratos refinados. Pero tu cuerpo pronto notará la diferencia y se acostumbrará a esta nueva filosofía.

Lo importante es que no te obsesiones con el 'clean eating' como una moda. Trata de hacer este cambio de forma moderada. Primero integra un 25% de 'clean eating' y un 75% de lo que normalmente comías. Y poco a poco podrás ir incrementando este porcentaje, dándole mayor peso a tu nuevo estilo de vida.