Alimentación, navidad, excesos

Una vez concluidas las fiestas, es momento de volver a la rutina cargados de buenos propósitos para el nuevo  año. Para que nuestros mejores deseos no acaben pesando, lo mejor es convertirlos en realidad cuanto antes. Los excesos navideños nos han dejado algún que otro regalito en forma de caloría y malestar, ahora toca recuperarse y purificar el organismo.

Lejos de recurrir a dietas milagro que prometen resultados extraordinarios, prohíben el consumo de determinados alimentos y exageran las propiedades de otros, nosotros te sugerimos, para estas primeras semanas del año, un plan detox purificante.

  • Bebe mucha agua durante todo el día.
  • Por la mañana, en ayunas, bebe una taza de agua tibia con limón.
  • Espacia las comidas y no ingieras alimentos entre horas para dejar que tu organismo se ocupe de desintoxicar en lugar de digerir.
  • Los batidos, zumos y licuados detox son un complemento perfecto.  Añade a tus zumos espinaca, acelga, apio, pepino o manzana. Prueba las diferentes combinaciones hasta dar con la mezcla que más te guste.
  • Cena ligero, al menos dos horas de ir a dormir, para evitar malas digestiones y alteraciones del sueño.
  • Consume cereales cien por cien integrales. Di adiós al pan blanco.
  • Alcachofa y piña son dos grandes diuréticos. 
  • Bebe infusiones de jengibre, favorecen la digestión y aumentan la oxidación de las grasas.
  • Prescinde del azúcar en tu dieta. 
  • Respeta tus horarios de descanso y duerme al menos siete horas diarias.
  • Ten cuidado con el alcohol, además de ser altamente calórico irrita la mucosa gástrica y daña los tejidos del hígado. Nuestro consejo es que te pases al agua, no sabemos si brindar con ella da mala suerte pero de lo que sí estamos seguros es de que da buena salud. Si bebes, hazlo con moderación, intenta beber agua en las comidas y no ingerirlo con el estómago vacío. 

Con todos estos consejos no hay que pretender unos efectos milagrosos, lo recomendable es mantener una dieta equilibrada con abundante fruta y verdura durante todo el año, pero poner en práctica estos cuidados te ayudará a dar el pistoletazo de salida a una buena alimentación libre de excesos.