cancer, psicooncología, salud

En España se diagnostican 247.771 casos nuevos de cáncer cada año y mueren a causa de la enfermedad unas 102.762 personas. Es la segunda causa de muerte en nuestro país y, por tanto, un problema de salud prioritario al que se dedican grandes esfuerzos y numerosos recursos. Los más comunes son el cáncer de mama, colon, próstata pulmón y vejiga.

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), puntualiza en su web que "un 40% de los cánceres se deben a la acción de agentes externos que actúan sobre el organismo, causando alteraciones en las células. Por el hecho de ser externos, son modificables…"  A su vez, desde la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) se resalta la importancia del trabajo preventivo de reducción de los factores de riesgo como: el consumo de tabaco y alcohol, la falta de actividad física, la baja ingesta de frutas y hortalizas junto con las infecciones crónicas del virus del papiloma humano (VPH) (para el cáncer de cuello de útero), hepatitis B y C (para el cáncer de hígado) y H. pylori  (para el cáncer estómago).

La AECC desde sus inicios, ha jugado un papel fundamental en la lucha contra el cáncer en nuestro país, apoyando y potenciando la investigación oncológica con la creación de la Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer. A pesar de ello, los entresijos de esta enfermedad a la que la ciencia dedica grandes esfuerzos es todavía una realidad difícil de enfrentar, pero hablar de ella sin tabúes es necesario para poder abordar las emociones que en ella subyacen.

Ante un proceso como este, en el momento del diagnóstico, a lo largo de la enfermedad o incluso tras su superación, el miedo, la incertidumbre, la rabia y otras emociones negativas son completamente normales, aceptarlas y no caer en la tiranía del pensamiento positivo como imposición es fundamental para superar el impacto emocional que el cáncer supone y así conducir hacia buen fin el proceso de la enfermedad. No todo el mundo necesita de una atención especializada y profesional, pero existe la posibilidad de contar con la ayuda de profesionales capacitados para proporcionar técnicas y recursos para manejar mejor el malestar, una primera atención para valorar las necesidades del paciente, se considera siempre beneficiosa.

 

Unidades especializadas en psicooncología
La unidad de psicooncología es una especialidad de la psicología clínica que se centra en los aspectos emocionales del paciente y de sus familiares  en la enfermedad oncológica. Recientes estudios de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) han demostrado empíricamente la importancia del papel de la psicooncología y cómo esta puede reducir los síntomas de depresión, habituales en la enfermedad, proporcionar un mayor bienestar psicológico y aumentar la calidad de vida del paciente. La intervención de un psicólogo especializado además de regular el estado emocional, facilita estrategias para mejorar la comunicación entre los profesionales sanitarios y entre enfermos y familiares. Es importante saber que la atención psicooncológica también va dedicada a la familia, proporcionando a los allegados del paciente las herramientas adecuadas a fin de cualificarlos para convertirse en un pilar de apoyo y mejorar su calidad de vida.

Gracias a la prevención, a los estudios y los avances en la ciencia, cada día estamos más cerca de vencer en esta batalla, la atención psicológica durante el cáncer constituye un componente importante de los cuidados al enfermo y un paso fundamental en esta lucha.