algas, alimentación, nutrición, salud

Quizás no has comido nunca algas, o no te has planteado incorporarlas en tu dieta habitual, pero seguro que habrás oído hablar de ellas. Este vegetal que viene del mar está de moda, y no es casualidad, ya que tiene muchos beneficios que aportarnos al organismo. Aquí vamos a hablar de alguno de ellos.

Como ya hablamos anteriormente en el blog, las algas son ricas en calcio, incluso algunas especies pueden tener más cantidad que la leche. Un ejemplo es el alga wakame, que tienen gran cantidad, y puede ser tu aliado para tratar problemas de osteoporosis.

Contienen gran cantidad de fibra, por lo que favorecen al correcto funcionamiento del tránsito intestinal. Además, muchas de ellas son diuréticas, como la Nori, por lo que puede ayudarte a evitar la retención de líquidos.

Las algas aumentan de tamaño en contacto con el agua por lo que, si estás pensando en hacer dieta, comer algas y un vaso de agua antes de comer, aumenta la sensación de llenado en el estómago, por lo que comerás menos.

Está claro que las algas pueden formar parte de nuestra dieta por sus aportes nutricionales más que evidentes. Además de los mencionados, poseen otros minerales como yodo, potasio, sodio o hierro, y varias vitaminas como la A, B1, B2, B12 y vitamina C, que nos darán más energía y vitalidad.

Pero hay una cosa que hay que tener en cuenta; precisamente su contenido en yodo hace que su consumo no deba ser excesivo ya que las altas concentraciones de este mineral en el cuerpo, puede afectar considerablemente a la tiroides.

Teniendo estas consideraciones, las algas puedes cocinarlas, o no, de muchas maneras. Para empezar, pueden utilizarse para hacer vinagretas o salsas, y reducir la cantidad de sales en las mismas. El alga Kombu puede introducirse en la cocción de las legumbres, que ayudará a que se ablanden antes y que la digestión sea más ligera. Obviamente no podía faltar el sushi, que probablemente haya sido en este plato la primera vez que pudimos ver algas comestibles.

También puedes incorporarlas en cualquier tipo de crema de verduras y para estas recetas el alga ideal es el Wakame. Con todos estos datos, ¿te animarás a introducir las algas en tu dieta habitual?