salud, deporte, néctar

La flexibilidad y los ejercicios que la desarrollan son quizás los más olvidados de todos. Pero no solo son importantes después de hacer deporte, sino que te pueden ayudar en tu día a día y a mejorar tu postura corporal. No es necesario que tengas ningún aparato ni máquina para realizar estos estiramientos, incluso puedes hacerlos justo al levantarte y desde la cama.

La flexibilidad no es solo la capacidad de nuestros músculos de estirarse, sino también de volver a su posición inicial y recuperar su forma. Mediante estos ejercicios los músculos se relajan y pueden ayudar a dolores de espalda, contracturas y otras lesiones tanto deportivas como posturales. Otro de los beneficios de los estiramientos es el buen mantenimiento de las fibras musculares, haciendo que sufran menos con el paso del tiempo.

Vamos a ver una serie de sencillos ejercicios que notarás como te ayudan en pocas semanas.

  • Los hombros son la zona más propensa a sufrir contracturas por el estilo de vida que llevamos. Por eso es recomendable esta serie de ejercicios al despertarse y antes de dormir. 
  • Coloca tu brazo por detrás del cuello y la mano sobre el omoplato. Realiza una leve presión sobre el codo. Repite el ejercicio con los dos brazos entre dos y tres veces. Este ejercicio te ayudará a eliminar la tensión acumulada sobre los hombros.
  • Otro ejercicio muy parecido a este, pero que se puede realizar tanto de pie como tumbado o sentado, es colocar el brazo por delante del pecho y ejercer una leve presión en el codo. Con estos dos ejercicios conseguiremos un estiramiento completo de la articulación.
  • Para estirar la espalda, puedes realizar dos ejercicios. El primero se realiza tumbado, de tal manera que con una pierna estirada y la otra con la rodilla flexionada, pasa tu antebrazo contrario a la pierna flexionada, y gira levemente la cadera. Notarás la liberación de la zona lumbar y la cadera.
  • Todos los ejercicios que desarrollemos con el fin de estirar tanto músculos como articulaciones, tienen que ser realizados de forma delicada, de tal manera que reduzcamos el riesgo de lesiones.