deporte, OMS, familia, consejos

Un estudio reciente de la OMS alerta del descenso de la práctica de deporte y actividad física y por tanto el riesgo que supone para la salud de las personas. Es un problema que afecta a más mujeres que hombres. De los 168 países estudiados, solo en nueve las mujeres tienen mejor porcentaje de actividad que los hombres.

Otro aspecto que afecta a este parámetro es la riqueza. En los países más ricos el sedentarismo hace más daño. Son datos de los que no sentirse orgulloso porque el deporte es fundamental para completar un estilo de sano para vivir más y mejor.

Con el estrés del día no nos paramos a reflexionar ni somos conscientes de los beneficios que tiene hacer deporte para nuestra salud. Por eso, vamos a ver alguno de ellos para que te animes y te quites la pereza de encima.
Varios doctores informan que a partir de la octava semana de abandono de ejercicio físico, se produce una pérdida de más del 10% de la fuerza muscular. Su mantenimiento no requiere un entrenamiento diario de gimnasio; la bici o caminar son grandes aliados para frenar este deterioro.

Hacer ejercicio proporciona una mejor oxigenación a nuestro cuerpo, la cual hace que te sientas mejor, y que aproveche mejor sus recursos. Esto es debido a que la práctica habitual de deporte aumenta la capilaridad, es decir que músculos y órganos están más irrigados por la sangre. Si abandonamos esta práctica, los músculos dejan de recibir el aporte de nutrientes que necesitan.

La ausencia de actividad física provoca millones de muertes en el mundo, asociadas a enfermedades de carácter cardiovascular. Además, tienen consecuencias que afectan al metabolismo. Al no hacer ejercicio físico, la cantidad grasa del cuerpo aumenta, lo que produce alteraciones en la cantidad de colesterol en el cuerpo, en la morfología de lo vasos sanguíneos y el incremento de peso.

El deporte es salud, y es lo más importante que tenemos.