corazon

Con motivo del día Mundial de las Enfermedades Cardiovasculares, desde Néctar queremos repasar cuáles con las causas de las mismas y sobre todo, cómo prevenirlas. Las enfermedades cardiovasculares son unas de las principales causas de muerte en nuestro país, son aquellas que afectan al corazón y los vasos sanguíneos, entre ellas encontramos varios tipos:

  • Cardiopatía reumática: viene causada por la fiebre reumática. En un principio comienza como una infección de garganta causada por una bacteria llamada estreptococo. Llega a dañar de forma permanente las válvulas del corazón.
  • Cardiopatía congénita: son malformaciones cardiacas presentes desde el nacimiento.
  • Cardiopatía coronaria: afecta a los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco.
  • Trombosis venosas y embolias pulmonares: se producen coágulos en las venas de las piernas que pueden desprenderse y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.
  • Enfermedades cerebrovasculares: problemas de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
  • Arteriopatías periféricas: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • Algunas de estas enfermedades no son evitables pero otras, afortunadamente, lo son. Hay que tomar conciencia y saber que con pequeños gestos podemos cambiar nuestra vida.

    Oímos por todas partes que la alimentación es importante, es el momento de tomárnoslo en serio. Nuestra dieta ha de ser equilibrada, rica en verduras, frutas, cereales y legumbres. El pescado es mejor que la carne y aún mejor si es pescado azul.

    A esto está muy ligado nuestro peso, cuando se encuentra por encima de lo recomendable implica un grave riesgo para nuestra salud y aumenta la posibilidad de padecer este tipo de enfermedades.

    Hacer ejercicio no significa sufrir. Busca un deporte que te guste y te motive y practícalo a menudo. Te sentirás mejor y te gustará ponerte en forma. Hay una gran variedad donde elegir, hacer bici, caminar, nadar, patinar, correr, etc.

    El descanso y el sueño son importantes, hay que dormir 8 horas diarias y mantener el estrés a raya.

    Los malos hábitos son nuestros mayores enemigos, es el momento de dejar de fumar y de no consumir alcohol habitualmente.

    Para luchar contra estas enfermedades la mejor arma es la información, para ello debemos hacernos pruebas rutinarias de colesterol, diabetes y tensión arterial.

    Conciénciate, cambia tu vida, con estos pequeños gestos se pueden evitar enfermedades tan graves como las cardiovasculares.