dolor espalda

La mayoría de nosotros hemos sufrido dolores de espalda en algún momento. Esto es debido, por lo general, a llevar una vida sedentaria y a nuestras malas posturas y costumbres. Como normalmente suele pasar, no nos preocupamos de prevenir este dolor hasta que aparece, nos incomoda, incluso nos impide trabajar y realizar las tareas diarias, es entonces cuando nos arrepentimos de no haber tomado medidas.

Hay que tener en cuenta que el dolor de espalda es uno de los principales motivos de causa de baja laboral. El 80% de las personas llegan a sufrir estas dolencias a lo largo de su vida. Es importante llevar a cabo una serie de medidas para evitarlo , cuidar las posturas, controlar el estrés y realizar una serie de ejercicios que ayuden a evitar este problema tan común.

La clínica Mayo de Estados Unidos, nos recomienda una serie de estiramientos que nos ayudarán a prevenir el dolor de espalda. Son sencillos, podemos realizarlos en casa, sólo hay que añadirlos a nuestra rutina diaria:

  • Para el primer ejercicio has de estar tumbado, con la espalda pegada al suelo, al igual que tus pies y dobla las rodillas . Coge una de tus rodillas con las manos y acércala al pecho. Mantén esa posición unos 30 segundos y cambia de pierna. Este ejercicio ha de realizarse unas 10 veces con cada una de las piernas.
  • En la misma posición , esta vez acerca al pecho ambas rodillas a la vez.
  • En posición fetal , de lado, con las rodillas flexionadas, gira la parte superior del tronco hasta que ambos hombros estén apoyados en el suelo. Gira la cadera y toca con las dos rodillas a un lado y luego a otro. Este ejercicio ha de realizarse 5 veces.
  • En la misma posición que en el primer ejercicio , , elevamos unos centímetros los glúteos del suelo, manteniendo los hombros pegados al suelo y aguantamos durante 5 segundos. Volvemos a apoyarnos en el suelo y apretamos el abdomen, mantenemos 2 segundos y nos relajamos. Hay que repetir este ejercicio 8 veces.
  • Apoya las manos en el suelo, la postura que has de imitar es como la de un animal con cuatro patas , empuja tus lumbares y abdomen al suelo y levanta la cabeza y los hombros. Después eleva tu abdomen y lumbares. Este ejercicio ha de repetirse 8 veces.
  • Sentado en el suelo , estira una pierna y cruza la otra por encima de la rodilla de la que está estirada hasta posar el pie en el suelo. Agarra la rodilla de la pierna cruzada con el codo del brazo contrario y tira de ella hacia el lateral. Aguanta la posición 10 segundos y repite con la pierna contraria. Hazlo al menos 3 veces con cada pierna.
  • Sentado con la espalda recta , estira los hombros hacia atrás, mantén la postura unos segundos y vuelve a la posición normal. Repite 8 veces.
  • Por último vamos a fortalecer la espalda, tumbado boca abajo , apoyado en los antebrazos y la punta de los pies. Aprieta fuerte el abdomen aguanta todo lo que puedas, si puede ser supera los 15 segundos.

    Como recomendación adicional, ten en cuenta que pasamos alrededor de 8 horas durmiendo, es el momento en el que nuestra columna descansa. Lo ideal es adoptar una postura fetal , de lado y con las piernas dobladas, o boca arriba, evitando siempre dormir boca abajo. Cuidarnos es importante para prevenir cualquier tipo de enfermedades. En Néctar contamos con avantsalud , un apartado dedicado al cuidado, y el bienestar, dónde podrás encontrar todo tipo de tratamientos para estas dolencias.