Seguro de salud cuadro médico cualificado

Especialidades que debe tener un cuadro médico cualificado

Los seguros de salud presentan numerosas características que no siempre son tenidas en cuenta por los usuarios que desean contratar una de estas pólizas. Uno de los elementos más importantes es, sin duda, el cuadro médico a que da acceso el seguro en cuestión. No obstante, esta expresión se utiliza de manera habitual sin que muchas veces se entienda realmente a qué nos estamos refiriendo. Comprueba a continuación qué es exactamente un cuadro médico de profesionales sanitarios y cómo se plasma en su seguro.

¿Qué es el cuadro médico de un seguro?

Cuando en la descripción de un seguro se habla de cuadro médico o sanitario, se está haciendo referencia a la relación de profesionales de la salud que el asegurado tiene a su disposición. Generalmente, estos facultativos están circunscritos a una provincia o región en particular, para que resulte más sencillo y práctico para el usuario disponer de sus servicios (un asegurado de una pequeña localidad de la provincia de Valencia tendrá a todo su cuadro de profesionales dentro de los límites provinciales, por ejemplo). Dependiendo de las coberturas contratadas, el seguro dispondrá un número específico de médicos, así como unos horarios y un periodo de carencia concretos. Por otro lado, junto con la relación de médicos se incluye comúnmente una lista de los centros o clínicas disponibles.

¿Cuándo hablamos de un cuadro médico cualificado?

Contrariamente a lo que podría pensarse, todos los cuadros médicos de profesionales de la salud no cumplen los mismos requisitos. Ello está estrechamente vinculado con las características de la póliza, si bien la cualificación de los facultativos oscila considerablemente según la compañía aseguradora. Néctar Seguros, por ejemplo, fija la formación académica y práctica de excelencia como uno de los principales criterios para seleccionar su amplio catálogo de profesionales (compuesto por más de 37.000 médicos de diferentes especialidades). Tal y como se detalla en el último apartado, un cuadro cualificado no destaca solo por la variedad de los médicos que forman parte del mismo, que también, sino que trata de ofrecer servicios de calidad a lo largo de todo el territorio nacional. Para Néctar no se trata de una oferta adicional sino de una garantía básica para sus asegurados.

Seis especialidades que debe tener un cuadro médico cualificado

Aunque no existe un consenso generalizado en el sector sobre las especialidades que deben estar incluidas en un cuadro profesional, lo habitual es contar con seis (esto no significa que sean las únicas sino que son la base del seguro): traumatología, ginecología, oftalmología, dermatología, cardiología y pediatría. Nuevamente, Néctar Seguros amplía esta oferta con los servicios de A.T.S. o D.U.E, vitales para garantizar una hospitalización rápida en cualquier emergencia. También se incluyen las labores de análisis en laboratorio, que permiten contar con diagnósticos más precisos y constituyen toda una garantía de tratamiento específico y de calidad. Por otro lado, esta compañía de seguros ofrece sus servicios en la práctica totalidad de provincias españolas, al tiempo que sus coberturas son universales (si no se ofrece alguna de ellas en una provincia se garantiza la atención en otra).